Conociendo al usuario móvil a través de sus apps


A lo largo de este análisis es posible identificar dos tipos de conductas de los usuarios, la primera hacia aplicaciones gratuitas, la segunda respecto a las de paga. Entonces, es posible comparar hábitos de consumo frente a frente de dos universos, a partir de variables que tipifican a los usuarios de aplicaciones en México.

Dado el universo de aplicaciones, es lógico que se diferencien por sus funcionalidades, además de padecer de menor adopción en el caso de las de paga, las cuales por lo general exceden las capacidades de las gratuitas. Para los usuarios mexicanos, es posible determinar que 98% descargan apps gratuitas, en tanto que la propensión a obtener apps de paga es seis veces menor a la anterior, equivalente a un sexto de los usuarios.

Por su parte, el volumen de usuarios que suelen descargar apps de paga guarda alta correlación con la situación socio-demográfica de los usuarios. Esto es, a medida que el nivel de ingreso aumenta, es predecible encontrarnos con más usuarios que obtienen aplicaciones de paga. No obstante, en el caso de las gratuitas es difícil encontrar bajos niveles de adopción y las diferencias entre NSE son mínimas.

Así también, el usuario de aplicaciones se ve limitado por su dependencia económica en sectores de la población fuera de la edad productiva o en edad temprana. Cabe mencionar que la descarga de apps requiere que los usuarios se valgan de algún tipo conexión a la red, lo que constituye una limitante para usuarios con restricción presupuestal más acotada.

Perfil del Usuario de Aplicaciones

En relación a los dispositivos de acceso a aplicaciones, los usuarios muestran mayor preferencia por descargas en su Smartphone, tal que 6 de cada 10 usuarios utilizan su Smartphone para obtener aplicaciones móviles. Enseguida, con una menor participación, equivalente a 27% de los usuarios de apps, se encuentra la computadora portátil, que han realizado ajustes a la interfaz para ofrecer una interactividad más dinámica similar a la de equipos móviles. A pesar de la limitada adopción de tabletas entre los mexicanos, es posible afirmar que 9 de cada 100 accesos a apps provienen de estos dispositivos, los cuales se equiparan en capacidad a los teléfonos inteligentes, con pequeñas diferencias, a saber: la resolución de video, tamaño de la interfaz, funciones mejoradas, etc.

Tiendas de Descarga de Aplicaciones

Las tiendas de descarga constituyen galerías de distribución para la obtención de aplicaciones, las cuales se organizan por categorías y proveen al poseedor de dispositivos móviles la información básica como reseñas, calificaciones de usuarios y capturas para que el potencial usuario descargue la aplicación de su interés de forma más atinada. Estas galerías de aplicaciones vienen precargadas en los dispositivos, además de que son nativas a un sistema operativo móvil (OS, en inglés).

El panorama de tiendas de descarga está ligado a la posición de los sistemas operativos móviles en el mercado y cada una se identifica por el número de aplicaciones en oferta para los usuarios. Así, es posible determinar que la principal tienda de descarga de aplicaciones es Google Play Store, del Android OS, el cual obtiene una cuota de 42% en el mercado de tiendas de apps, ofreciendo alrededor de 700,000 aplicaciones.

Tiendas de Descarga de Aplicaciones

En segundo lugar se ubica la App Store, nativa de iOS de Apple, la cual alcanza una participación de 1 de cada 3 apps descargadas. Adicionalmente, se caracteriza por contar con el mayor número de aplicaciones para los poseedores de dispositivos de la marca, concretando una oferta de más de 900,000 aplicaciones con una tercera parte optimizadas para equipos iPad. Cabe mencionar que App Store recauda el mayor número de ingresos en comparación con otras tiendas de aplicaciones.

En tanto, la adopción de equipos con sistema operativo Windows Mobile integrado, le otorga a la tienda 7% del mercado de aplicaciones y cuenta con alrededor de 145,000 aplicaciones. Un caso interesante consta la tienda App World de la plataforma Blackberry OS, la cual integra poco más de 100,000 aplicaciones, aunque no obstante a ello y a su alto posicionamiento en el mercado de sistemas operativos, muestra la menor cuota en la obtención de aplicaciones, consiguiendo apenas 4% entre las tiendas de descarga. Lo anterior debido a que en general, los usuarios dedican estos dispositivos a actividades relacionadas con el trabajo, además que tienden a ubicarse en rubros edad productiva avanzada, que son menos intensivos en la descarga de aplicaciones.

Hábitos del Usuario de Aplicaciones

A decir de la frecuencia de descarga, se identifica que para los usuarios de aplicaciones de paga, la frecuencia es menos recurrente. En cambio, 6 de cada 10 usuarios de apps gratuitas adquieren alguna al menos una vez por semana, mientras que a la misma proporción de usuarios les toma entre uno y dos meses descargar alguna aplicación de paga.

La intensidad de descarga de aplicaciones también difiere entre aquellas de paga y gratuitas, en el caso de las gratuitas contabilizan 2.5 descargas promedio al mes, en contraste con 1.8 descargas mensuales en las de paga, de difícil adquisición si no se cuentan con los medios para su obtención. En general, las formas de facturación para la obtención de aplicaciones condicionan al usuario a la tenencia de tarjetas de crédito o débito, y en su ausencia a la compra de tarjetas prepagadas de las tiendas de descarga, lo cual limita la adquisición de apps de paga.

En cuanto a las categorías con mayores descargas, se encuentran la obtención de juegos, sin distinción entre paga y gratuitas, seguida de las aplicaciones de redes sociales, que en general no requieren cuota de acceso. La necesidad de armonizar el día a día lleva a los usuarios a obtener aplicaciones de música, las cuales se ubican entre la terna favorita de descargas gratuitas y de paga. Así también, las nuevas capacidades de edición de fotografía y video en dispositivos móviles les merece un espacio entre las predilectas para descargas.

Hábitos del Usuario de Aplicaciones

Con respecto al gasto en la compra de aplicaciones, se revela que en promedio los usuarios destinan $38 pesos, y aproximadamente dos terceras partes pagan $30 pesos o menos por aplicaciones de la tienda de descarga en su dispositivo. En el extremo contrario, una relación de 13% de los usuarios suele pagar más de $100 pesos por aplicaciones, algunos ejemplos constituyen los programas móviles de procesamiento de datos, así como software especializado en la creación de contenidos multimedia. Cabe mencionar que algunas aplicaciones gratuitas cuentan con la posibilidad de adquirir alguna suscripción periódica y otras funciones especiales de paga, las cuales pueden ubicarse entre aquellas con mayores ingresos dentro de las tiendas de descarga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s