Por qué a los emprendedores debe interesarle la Facturación Electrónica


El trabajo autónomo, por cuenta propia o independiente es, para muchos, es una de las mejores alternativas para enfrentar el desempleo que existe en el país. De acuerdo con cifras del INEGI, en México 10.5 millones de personas trabajan por cuenta propia, es decir, un 21% de la población económicamente activa (PEA).

De acuerdo con la SHCP, más de 2 millones 700 mil pequeños contribuyentes actualmente se encuentran en el esquema de comprobantes impresos con Código de Barras Bidimensional (CBB); de los cuales, los que facturen más de $250,000 pesos al año deberán cambiar al esquema de facturación electrónica o CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) antes de que inicien el 2014. Esto ubica al rango de profesionales independientes que ganen poco más de $20,000 pesos al mes, es decir, al menos $1,000 pesos al día, que sin duda, es un gran porcentaje de ellos.

De seguir esta tendencia, en estos tres últimos meses del año, aproximadamente 900,000 profesionales y empresas deberán hacer el cambio forzoso a factura electrónica.

Si bien, la legislación es clara respecto al monto que se debe alcanzar para ser del grupo de CFDI obligatorio, es altamente recomendable que, sin importar el monto de los ingresos, los contribuyentes en general, (profesionales, negocios y empresas), adopten voluntariamente este esquema, ya que facilita el archivado, reduce costos, brinda seguridad, confianza, facilita el manejo de la contabilidad, y la presentación de declaraciones fiscales.

Existe una percepción de que cada cambio fiscal dictado por las autoridades hacendarias hace más complejo el proceso de generación, cancelación y almacenamiento de facturas electrónicas. CIEL, FIEL, CIEC y demás siglas han terminado por crear confusión en muchos contribuyentes que prefieren vivir esta realidad sin conocer su significado y contratando a un profesional de la contabilidad que desenrede el problema que representan los impuestos.

Sin embargo; en honor a la verdad, el proceso para crear y entregar facturas electrónicas es extremadamente sencillo. Los sistemas desarrollados de acuerdo a las disposiciones fiscales vigentes, envían el CFDI por correo electrónico en formato xml o PDF a sus clientes, facilitan la cancelación de los CFDI directamente con el PAC, envían una copia del CFDI al SAT, no deben de solicitar la llave privada y contraseña para la emisión de CFDI, lo que significa seguridad y confianza con el manejo de información confidencial .

Antes de hacer el cambio, es importante recordar que se necesita tener al día la FIEL y el Certificado de Sello Digital (CSD). Una vez con estos elementos se puede elegir un “Proveedor Autorizado de Certificación” (PAC), que será el responsable del servicio. Existen actualmente en el mercado una multitud de PAC’s que ofrecen soluciones gratuitas. Sin embargo, es indispensable contar con un sistema de emisión de facturas electrónicas así como soluciones robustas que permitan un rastreo confiable de las facturas, integradas en un software, o incluso, en una aplicación móvil, que permita a los profesionales independientes realizar estos trámites de manera fácil, rápida, amigable y confiable.

Recomendamos iniciar a facturar electrónicamente lo antes posible, ya que queda poco tiempo para la transición a CFDI. Consulten a su contador, quién es el experto y los orientará con la mejor solución para su negocio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s