La conectividad inalámbrica es clave para mantener la productividad y confiabilidad en operaciones de bodegaje


Por: Andre Queiroz, Director de Ventas Regional para Corporativos de Ruckus Wireless

Los gerentes de centros de distribución enfrentan presión para bajar costos y reducir el tiempo de procesamiento dado el crecimiento de proveedores de logística como terceros y la innovación en el flujo de trabajo de procesos y tecnologías, como es el caso de procedimientos con voz activada que pueden mejorar la productividad y la exactitud mientras incrementan la flexibilidad del personal.

Los ambientes de fabricación y de centros de distribución pueden ser increíblemente hostiles para las redes Wi-Fi porque están llenas de estructuras de metal, obstáculos de radiofrecuencia, dispositivos de mano rivales con Wi-Fi y cableado Ethernet escaso.

Las bodegas alrededor del mundo deben adaptarse a transmisiones Wi-Fi a medida que cambian las condiciones de radiofrecuencia utilizando tecnología de dirección de señales sofisticada.

Una bodega candidata debe ser inspeccionada para determinar la instalación en los puntos de acceso, por lo que es indispensable un plano del inmueble para iniciar con el procedimiento al igual que la utilización de fotos y unas cuantas notas que nos indiquen asuntos específicos o retos que involucren a la implementación Wi-Fi en el plano.

Mejor fortaleza de señal, más confiabilidad y cubrimiento Wi-Fi consistente, son los atributos clave requeridos por cualquier sistema Wi-Fi con el fin de permitir más flujos de trabajo móviles con tecnología común a las bodegas tales como los escaneadores de mano de códigos de barras. La conectividad mejorada habilita mayor desempeño de las aplicaciones con estos dispositivos que a su vez mejora los flujos de trabajo y estimula la moral del personal. El rendimiento inalámbrico consistente mejora la productividad y elimina la molestia y frustración de tiempos de respuesta lentos o fuga de datos; también puede extender la vida de la batería pues los dispositivos de mano no se esfuerzan tanto para permanecer conectados.

Para ahorrar tiempo y cargos de banda ancha mensuales recurrentes las bodegas pueden usar puentes Wi-Fi sobre distancias de uno a 12 metros. Los bridges Wi-Fi nuevos 802.11n 5 GHz ofrecen de 50 a 200 Mbps de conexiones de banda ancha dentro de bodegas – ahorrando miles de dólares cada año al eliminar conexiones de línea fija costosas en sitios remotos.

Las instalaciones Wi-Fi en bodegas si se diseñan con la tecnología correcta pueden resultar en sistemas de comunicación de radio muy eficientes que cubran todas las zonas con señales Wi-Fi de calidad y nivel alto mientras reducen significativamente la cantidad de puntos de acceso requeridos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s